miércoles, 8 de febrero de 2012

12

Receta invitada: Hamburguesas de salmón y espinacas

En el horno gracias a Cattz a las 9:00
Etiquetas: , , ,

Tenemos nueva receta invitada y la autora es alguien muy especial para mí: se trata de mi prima Mermarga, de la que creí durante años que era la hermana secreta de mi hermano mayor del tiempo que pasaban juntos.
No solo la chavala es inteligente y simpática, es que encima cocina muy bien, le encanta salir de restaurantes más que a un tonto un lápiz y era capaz de volver de marcha y bajar las horas haciéndose una tortilla española. Y yo que solo me dignaba a calentarme un vasito de arroz precocinado...

Al mismo tiempo creo que puedo declarar como inaugurado febrero como el mes del salmón, aunque no ha sido para nada intencionado.

Ingredientes (para 4 personas):

- 3 rodajas de salmón
- 1 bolsa espinacas
- 1 bolsita de zanahoria rallada
- 1 huevo
- Sal y pimienta al gusto
- Aceite de oliva
- Pan rallado

Para la salsa de tomate:
- 1 pimiento verde
- 1/2 cebolla
- 2 dientes de ajo
- Aceite de oliva, sal, pimienta y un pellizco de azúcar

Preparación:
Lo primero que podemos hacer, para ir quitándonos trabajo, es la salsa de tomate. En mi caso hago un simple sofrito con pimiento, cebolla y ajo, y añado el contenido de una lata de tomate triturado junto con la sal, la pimienta y un poquito de azúcar; pero como esto no es una ciencia exacta y para gusto colores, cada uno que haga la salsa a su manera, con las especias que más le gusten.

Una vez que dejamos la salsa haciéndose en la olla exprés (que no se os olvide)podemos empezar con las hamburguesas.

En una cazuela con agua ponemos a hervir las rodajas de salmón durante unos 3-4 minutos.
Como luego lo freiremos no es necesario que se haga totalmente. Basta con que el exterior coja ese color rosa claro característico. Apartamos en un escurridor y dejamos que se enfríe un poco.

Mientras, en ese mismo agua hirviendo, ponemos primero las zanahorias y después la
espinacas el tiempo necesario para que queden blanditas.

Una vez que el pescado se ha enfriado y podemos manipularlo sin abrasarnos, desmenuzamos y ponemos en un bowl con cuidado de retirar la piel, grasa y todas las espinas. Salpimentamos.

Cuando la verdura ya esté blanda, la sacamos y escurrimos todo lo que podamos, presionando con un tenedor. Cuanto más jugo suelte más fácil será que no se nos deshagan las hamburguesas.

Mezclamos con el pescado y rectificamos de sal.

Para el paso final necesitamos un plato con pan rallado y otro con huevo batido. No tenemos más que ir cogiendo la cantidad de mezcla que queramos y apretar bien para librarnos del exceso de líquido. Yo prefiero hacer hamburguesas pequeñas, mucho más fáciles de manejar.

Pasamos por huevo (apretando para escurrir), por el pan rallado y ¡voila!, a la sartén con el aceite bien caliente. Freímos hasta que estén doradas por ambos lados y servimos con la salsa de tomate.









Nota de la bloggera titular: al tratarse de una receta con pescado fresco siempre es conveniente tenerlo al menos 3 días en el congelador para matar cualquier parásito o larva que pueda llevar. Aunque se guise y luego se fría, no sabemos si todo el pescado alcanzaría temperaturas adecuadas, es mejor prevenir.

12 Comentarios


Bueno Bueno Bueno, como comente en la primera receta de salmón de este su mes, necesitaba recetas para este pescadito y me tenéis contentísima!!
Esta genial esta también!!

Lo probaré seguro!


¡Qué buenísima pinta! Se las encasqueto a Kage en cuanto pueda :D

Oye, las bolsas de espinacas y zanahoria... ¿¿de qué tamaño?? ¿Cuántos gramos tienen?


¡¡Qué rico!! Y lo del mes del salmón ha sido una coincidencia curiosa, la verdad :)


Hola a todos/as! Espero que os atreváis con la receta y os guste. A mí me encantan (que voy a decir). Además, igual que yo lo hago con salmón sobra decir que podéis usar otro tipo de pescado diferente, siempre que tenga la misma textura.

En cuanto al tamaño de las bolsas no sabría decir cuantos gramos tienen. Yo cojo la típica bolsa de espinacas normal del super que sea grandecita, porque una vez cocidas se quedan en nada. Las bolsas de zanahoría rallada son de la mitad de tamaño, pero el peso es superior. No creo recordar que haya más de un tamaño.

Ya contaréis que tal se os da.

Y Cattz...contigo da gusto! Después de semejante presentación me vas a tener aquí todo el día pasando recetillas con el pavo subido ;)


Y suscribo lo de congelar el pescado previamente. No lo indiqué en la receta, pero es imprescindible :D


Voy a por la fregona, que se me han caído las babas.

(Por Dios, qué poco glamour tengo).


Tienen una pinta increible, me flipan las cosas empanadas y el salmón, ¡todo ventajas!

Sobre lo del pescado, yo creo que por ley lo congelan preventa...


H@n, no pueden congelar preventa porque el pescado fresco debe poder congelarse en casa. Y los alimentos no pueden congelarse dos veces en el mismo estado (en este caso, crudos). Así que a menos que compres el salmón ya congelado no pueden vendértelo "fresco" de descongelación.


Ostras, Cattz, pues no lo sabía... el otro día con el sushi entonces me di un atracón de anisakis ¡puaj! T_T


Lo más probable es que estés perfectamente a salvo, el salmón suele venir de psicifactoría, y si es buena no lo habrán alimentado con piensos contaminados y lo habrán eviscerado al momento de matarlo, reduciendo muchísimo la posible infestación :)


Acabo de terminarme el plato que me he preparado para cenar siguiendo esta receta... ¡¡Es impresionante!!

Nunca se me habría ocurrido preparar el salmón de esta forma, pero está de vicio. He rebañado completamente el plato, y no ha quedado ni una sola miguita de salmón.

Además es muy sencillita de preparar, y se hace en un abrir y cerrar de ojos. ¡Muchas gracias por compartir la receta con nosotros! Y si tienes alguna más por el estilo, ya estás tardando en enviársela a Cattz para que la cuelgue ;)

Copyright © 2011 Cook Actually | Derechos reservados | Plantilla hecha por Cattz | Bloggerizada por FalconHive|